Reciben Venecia a 'Un monstruo de mil cabezas'

La película mexicana de Plá abrió la sección de competencia “Orizzonti”, la segunda en importancia en el festival de Cine de Venecia.

Los primeros aplausos de la 72 edición del festival de Cine de Venecia fueron hoy para la película mexicana “Un monstruo de mil cabezas”, de Rodrigo Plá, mientras la superproducción “Everest”, del islandés Baltasar Kormákur, fue recibida fríamente pese a estar basada en hechos reales.

La cinta de Plá abrió la sección de competencia “Orizzonti”, la segunda en importancia de la “Mostra” y fue proyectada la mañana del miércoles a la crítica y a los medios, que la acogieron positivamente.

Basada en la novela homónima de Laura Santaullo, relata el caso de una mujer exasperada por el trato de una compañía de seguros médicos negligente, que la obliga a recurrir a las soluciones más desesperadas para tener acceso a las dispendiosas terapias que necesita su marido, enfermo de cáncer.

En solo 75 minutos el realizador construye una historia en la que la víctima, Sonia Bonet (interpretada por Jana Raluy) se embarca en una lucha en la que arrastra a su hijo y a sí misma en una vertiginosa espiral de violencia.

La película es una coproducción de FIDECINE y Rio Negro Producciones y tiene como otros protagonistas a Sebastián Aguirre Boeda, Emilio Echevarría y Daniel Giménez Cacho, entre otros.

Se trata del cuarto largometraje de Plá, que en 2007 recibió en Venecia el Premio Luigi De Laurentis por la mejor Opera Prima, “La Zona”.

“En ´Un monstruo de mil cabezas´ tratamos de contar situaciones que pueden ocurrir a las personas comunes”, dijo el realizador en rueda de prensa.

Explicó que busco respetar los diversos puntos de vista de los protagonistas y sus dilemas éticos y a la vez mantener alta la atención del público.

La mañana del miércoles también fue proyectada en 3D a prensa y crítica la superproducción “Everest”, fuera de concurso, que no logró despertar el entusiasmo.

Dirigida por el islandés Baltasar Kormákur y con un elenco de estrellas de Holywood que incluye a Jake Gyllenhaal, Keira Knightley, Josh Brolin y Emily Watson, la película relata una historia real ocurrida en mayo de 1996, cuando la tragedia alcanzó a tres comitivas que se lanzaron a la conquista del Everest.

En rueda de prensa Kormákur informó que buscó en Katmandú los lugares reales en los cuales rodar la historia y que incluso casi llegó al campamento base del Everest.

Pero confirmó que después el rodaje se trasladó a la cordillera de las Dolimitas, en Italia, donde realizó tomas a 30 grados bajo cero con la intención de llevar al espectador lo más cercano posible a la realidad.

Por su parte, Gyllenhaal dijo que sintió la “enorme” responsabilidad de contar ante la pantalla una situación realmente ocurrida y confirmó que se reunió con los hijos de su personaje, Scott Fisher, una de las víctimas del accidente de mayo de 1996.

En otra rueda de prensa el presidente del jurado de la sección “Venezia 72” (la principal de la Muestra), el realizador mexicano Alfonso Cuarón opinó que lo importante es ver las cintas del festival con un espíritu de “inocencia”.

“Venir a un festival esperando algo de las películas no es sano, aunque lo que queda claro es que hay gran diversidad de ideas, de formas y de maneras de hacer cine, pero lo importante es ver los filmes con inocencia”, dijo Cuarón, cuya película “Gravity”, que le dio el Oscar, abrió la Mostra hace dos años.

El director del festival, Alberto Barbera declaró que las producciones presentadas en el festival de cine más antiguo de Europa recogen el anhelo de representar a la actualidad, que es el motor que ha inspirado a los realizadores.

“Los cineastas sienten la necesidad de confrontarse con la realidad, con los hechos históricos y con las temáticas contemporáneas. Esto no es una crisis de creatividad o fantasía, sino la necesidad de poner en evidencia a un mundo que parece fuera de control”, señaló.

© EL HORIZONTE | Notimex | 02-09-2015