El actor boliviano Elio Ortiz será homenajeado en la Berlinale

El acto es organizado en coordinación con la Embajada de Bolivia en Alemania y se realizará el próximo 12 de febrero en el Instituto Cervantes de la capital alemana.

La Paz.- La obra y el legado  del  fallecido actor y escritor guaraní  Elio Ortiz  aún traspasa fronteras. Este año, la    65 edición del Festival Internacional de Cine de Berlín   le prepara un   homenaje póstumo, en el marco de la sección  Berlinale Native.

Bolivia también estará representada en  esta sección    con  la película Ivy Maraey (2013), de Juan Carlos Valdivia, y en la que participó Ortiz. La cinta fue seleccionada por un equipo de curadores  entre los  18 filmes latinoamericanos  realizados entre 1986 y 2014.

La ceremonia de homenaje a Ortiz  se realizará el 12 de febrero en la capital alemana. “La Embajada de Bolivia también ha organizado, en coordinación con Berlinale Native, un evento en el Instituto Cervantes donde haremos un homenaje a  Ortiz leyendo una selección de sus textos”, aseguró  Valdivia a Página Siete,  quien  leerá  los textos del escritor guaraní.

Presencia boliviana en Berlín

Berlinale Native es la sección del festival de cine dedicada al cine indígena. En esta edición, se enfocará en la producción de América Latina con 18 filmes documentales y de ficción realizados  entre 1986 y 2014. Así, Ivy Maraey   se  presentará  el 11 y el 13 de febrero.

“La Berlinale es uno de los eventos cinematográficos más importantes del mundo y ha sido recurrente en mi carrera. Será la tercera vez que acudo como invitado”, dijo el cineasta.

Valdivia  contó que  el proceso de selección comenzó hace meses y que se comunicaron con él  antes de publicar la programación. Según el  festival,  Native fue creada para mostrar el cine como el medio en el que  los cineastas indígenas reclaman su propia imagen al cuestionar la representación estereotipada  que otros hicieron de  ellos. Participarán   Gerónima (1986, Argentina), As Hiper Mulheres (2011, Brasil), Madeinusa (2006, Perú) y Koltavanej (2013, México).

Para Valdivia la sección es “una validación muy importante de que existen otras miradas.  Para nosotros, como Bolivia, es importante ocupar estos espacios culturales para que nos posicione en la vanguardia del pensamiento anti-colonial y las nuevas contemporaneidades”. Además de Valdivia, la presencia boliviana se verá a través del corto Primavera, de Joaquín Tapia en  Generation y The Fighting Cholitas, de Mariam Jobrani, en Native. Este último, aunque se trata de una producción estadounidense, muestra a las cholitas luchadoras en El Alto.

Por Millen Saavedra