‘Ivy Maraey’ y ‘Primavera’, de Bolivia, en la Berlinale

La Paz, 20 de enero de 2015.- Dos películas bolivianas —Ivy Maraey de Juan Carlos Valdivia y el corto Primavera de Joaquín Tapia Guerra— y una cinta de factura estadounidense pero sobre el país, participarán en dos de las secciones del Festival Internacional de Cine de Berlín de este año.

Ivy Maraey, protagonizada por el mismo Valdivia y el desaparecido actor Elio Ortiz, y la producción The Fighting Cholitas —de Mariam Jobrani, sobre las cholitas luchadoras de La Paz— estarán en el apartado Native: un viaje por el cine indígena, según informaron ayer los organizadores del festival en un comunicado reproducido por la agencia EFE.

“A través del análisis con el cine como medio, los realizadores indígenas recuperan su propia imagen y consiguen así una rectificación de las representaciones hasta ahora cargadas de tópicos”, señala el mensaje; mientras que Maryanne Redpath, responsable de la selección, explicó que “el proceso de liberación del enfoque colonialista plantea interesantes preguntas, que los realizadores con frecuencia abordan como una película dentro de otra película, así dirigen la cámara hacia sí mismos y su entorno, lo que da lugar a un lenguaje cinematográfico muy propio”.

Esta es la tercera vez que Valdivia participa en este festival. “Participar en Native valida la importancia de una obra que visibiliza a una gran cultura largamente desconocida, aporta a la construcción de nuestra identidad boliviana contemporánea y a la hispanoamericana. Creo que es una película que está mirando algo hacia el futuro”, dijo.

Asimismo, adelantó que la cinta se presentará, también, en los encuentros fílmicos de Portland (EEUU) y otros. Por su parte, el corto Primavera de Joaquín Tapia representará al país en la subsección Generation Kplus, en la que también están trabajos de Argentina, Colombia y México.

Región

Latinoamérica es la protagonista este año de la sección, con 18 largometrajes, cortos y documentales de los años 1986 a 2014.

Cantidad

Brasil y México son los países  con más producciones seleccionadas, con cuatro filmes cada uno.

LA RAZÓN | Jorge Soruco