Producen mexicanos remake de “Elsa y Fred”

Ciudad de México  (11 octubre 2012).- En 2005, la cinta argentina Elsa y Fred conquistó los corazones de todo el mundo con una historia de amor entre personas de la tercera edad.

Seis años después, esta premisa está apunto de ser reinventada gracias a la visión de dos productores mexicanos, quienes se apoyarán a su vez en dos leyendas de Hollywood para encabezar el reparto filme: Shirley MacLaine y Christopher Plummer.

“Este remake nació de nuestra inquietud, no de repetir una formula, pero sí de darle un avance al proyecto, engrandecerlo. Además, creemos que es un producto viable para el mercado de habla inglesa”, explica en entrevista Ricardo Kleinbaum, actor oriundo del DF y uno de los productores del remake.

“Lo que nos motiva a nosotros es esta historia universal, bonita y que vale la pena que muchas más personas la vean. Hacerla en el mercado norteamericano, con la idea de que sea internacional y con la gente que se está sumando, ha sido una bendición”, añade Matthias Ehrenberg, socio de Kleinbaum y productor de cintas como Sexo, Pudor y Lágrimas y La Otra familia.

Esta dupla sumó energías a finales de 2010 con los productores argentinos José Levy y Nicolas Veinberg, quienes, después de una larga negociación, lograron finalmente que los derechos sobre la historia de Elsa y Fred los obtuviera su recién inaugurada empresa, Cuatro Plus.

“Hicimos una negociación muy rápida y de inmediato el proyecto agarró mucha sinergia. En menos de un año lo armamos y la verdad es que ha sido difícil.

No es una película que cuente con los millones de presupuesto o todas las facilidades de Hollywood. Es una cinta independiente, de esas que andan en los 10 millones de dólares; es algo diferente, pero sí tiene muchos valores de producción y un reparto de ensueño”, reconoce Ehrenberg.

Para encarnar a Elsa y a Fred, papeles que originalmente hicieron Manuel Alexandre y China Zorrilla, respectivamente, la producción del remake logró conquistar a dos ganadores del Óscar: Shirley MacLaine, de 78 años, y Christopher Plummer, de 82, quienes ya firmaron su contrato.

“A Shirley le encantaba la película original, pero no estaba muy contenta con el primer guión que se hizo. Lo que sí es que siempre hubo fe en que ella estaría en la película. Es un gran motor para la cinta, es como la abogada del proyecto”, puntualiza Kleinbaum.

El caso de Plummer fue diferente, pues primero se habló con actores como Tom Wilkinson, Michael Cane y Jack Nicholson para que dieran vida a Fred.

“Teníamos varias opciones para el papel y fue todo más complicado por la cuestión de los tiempos, calendarios y economías. A Plummer le gustó la propuesta y pudimos trabajar con sus tiempos, así que, al final, esa fue otra bendición”, indica Ehrenberg.

La cinta iniciará su rodaje en Nueva Orleans el próximo 3 de diciembre, con el cineasta Michael Radford (Il Postino) como capitán del barco y quien tratará de llevar a buen puerto el relato de una mujer con una enfermedad terminal (MacLaine) que le enseña a su hipocondriaco vecino (Plummer) el significado del amor.

La cinta costará 10 millones de dólares y será dirigida por Michael Radford, realizador de Il Postino.